Historias de superación- La historia de Inés

 In Historias de superación

Inés, como ella misma se define,  es una persona muy normal, profesora de física y química en un colegio para alumnos de secundaria y bachillerato pero sobre todo una madre de tres hijos adoptados y el primogénito con diversidad funcional con autismo.

Si tuviera que resumir en una frase su historia, quizás sería:

Vivir  la Diversidad como Normalidad.

HITOS QUE MARCARON SU VIDA 

1/ La lucha por la adopción. 

“Un proceso nada fácil y demasiado lento, algo que nos costaba entender cuando veíamos que los orfanatos estaban llenos de niños deseando tener unos padres y sin embargo se dilataba tanto en el tiempo todo el proceso, que los niños llegaban a crecer en los hogares con gran escasez de recursos”.

2/ Luchar por una atención digna

“Una vez comenzó el desarrollo de Pablo y comprobar que no era normal, comparado con otros niños de su misma edad, empezamos a sufrir”. 

“Veíamos que no andaba cuando le tocaba, que no hablaba cuando le correspondía y que no podía aprender a leer ni a escribir a pesar de todos los métodos utilizados hasta la fecha”. 

“Retos que la vida te va poniendo delante que al principio te hacen sufrir mucho y luego vas aprendiendo de ellos hasta aceptarlos y normalizarlos como parte de nuestra cotidianeidad.”  

3/ Ausencia de personas queridas. 

FORTALEZAS UTILIZADAS

“Aceptación, Reconocimiento y desde ahí, intentar mejorarlo”. 

Yo añadiría una GRAN Resiliencia. 

“Le adoptamos con 6 meses y ya entonces no fijaba su mirada, no sujetaba bien el cuello y desde que llegamos a España, empezamos a consultar a especialistas y hacerle todo tipo de pruebas y estudios en centros especializados dirigidos porque yo era la que insistía en que su desarrollo no era normal. Nos dejamos guiar por los profesionales, sin llegar a tener un diagnóstico claro por todos ellos, salvo “falta de estimulación”. Así que, nos dedicamos a luchar para estimularle”. 

“Paralelamente buscamos muchas asociaciones donde pudieran ayudarnos a nosotros como padres y al niño, y ahí aprendimos a relativizar nuestra situación, comparándola con la de los demás”. 

“También hemos luchado muchísimo por integrarle en la sociedad, porque ésta no está preparada aún para acoger a personas con diversidad. Incluso en mi propio colegio no me apoyaron con Pablo, instándome a buscar otro centro, como si yo supiera cuál se haría cargo de su desarrollo escolar”. 

“Cómo sabía que la ley ampara la integración escolar en un centro normalizado, le llevé a un colegio público en el pueblo de Guadalajara donde vivimos, pero los profesores no estaban preparados para afrontar sus necesidades. Cuando Pablo entró en este centro con 4 años, no controlaba los esfínteres y me impedían llevarle pañales, ni ropa de cambio, así que cada día me llamaban para ir a cambiarle personalmente. De los 5 hasta los 14 años, comenzó a tener episodios de epilepsia y se negaban a llevarle de excursión, por si le daba algún ataque, a pesar de instruirles en cómo debían actuar en tal caso que no sería diferente a su forma de actuar frente a cualquier otro incidente”. 

“Al igual que en este camino me he encontrado con personas que no me han facilitado las cosas,  ha habido otras como Inma y Raquel, dentro del colegio público, que me gustaría hacer una mención especial. No solo me han ofrecido su empatía sino también su implicación, dedicación y cariño para con Pablo. Se le llevaban los fines de semana al Zoo, intentaban concienciar a los demás profesores y tutores para que adaptaran sus clases a él también, y al resto de compañeros para que le aceptaran y quisieran tal y como es. Ellas son las que más me estimulaban y me daban fuerza para continuar”. 

“Estuvimos en la Asociación Ada, muy implicados, hasta llegar a proponerme formar parte del comité directivo, que estaba dispuesta a acceder por seguir en la lucha compartida, hasta que un día me llegaron a decir que no podían llevarle a Pablo de ocio, porque su comportamiento alteraba el de los demás niños. Así que la dejé,  porque no creo en una Asociación que no acepte a todo tipo de personas con diversidad funcional de cualquier tipo.  

Ahora estamos con Caminando, nos sentimos muy acompañados y todo el mundo es muy solidario y empático que es justo lo que buscamos. Es mi Asociación ideal.    

LEGADO

Era una lucha constante por incluirle en la sociedad de alguna manera. En este sentido, les hablo a mis alumnos de Pablo, les cuento como es, su comportamiento y lo que necesita, para enseñarles la inclusión y la normalización y lejos de recibir cualquier gesto de burla por parte de ellos,  me escuchan con gran respeto.   

Mis deseos serían: 

  1. Normalizar a las personas con diversidad de cualquier tipo, implementando una asignatura académica donde se pueda enseñar en las escuelas la inclusión y normalización de cualquier diversidad funcional sin sentir discriminación ni los propios chicos ni sus familias. 
  2. Me encantaría que los papás que tengan un hijo con discapacidad funcional, no tengan que luchar más que por el resto de sus hijos.   
  3. No ocultar nada, contarlo todo. 
  4. Unirme a otras familias que pasan por lo mismo y aunar esfuerzos. 
  5. Ampliar las plazas en los centros de día o residencias para chicos con grandes dependencias y darles así la posibilidad de continuar su desarrollo una vez terminen la secundaria en centros de educación especial en vez de abocarlos a estar en casa y retroceder en lo aprendido. Nos hemos visto obligados a meter a una persona en casa para continuar su desarrollo.   

“Me parece más humano e importante, invertir recursos para que haya más plazas en los centros de día para chicos como Pablo, que invertir en el cambio de farolas” 

“Hemos conseguido adaptarnos y vivir nuestra normalidad, e invito a otros padres a hacerlo también… se puede” 

Descubre su historia en esta entrevista:

Si queréis saber cómo lo ha hecho Inés y Vicente, no dudéis en enviarles vuestras dudas a ines.garciaalvarez@yahoo.es

Recent Posts

Leave a Comment

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt
0

Start typing and press Enter to search